domingo 03 de marzo de 2024 - Edición Nº101

Salud | 1 dic 2023

CAUSA DE MUERTE

Los alimentos que causan cancer

Las recomendaciones en materia de alimentacion preventida reducen hasta un 60 % de provabilidad de contraer la enfermedad


En las últimas horas, un video publicado por la licenciada en nutrición, Daniela Espíndola, capturó la atención de más de 20 mil usuarios en Instagram, generando un debate sobre los riesgos asociados al consumo de jamón cocido y otras fiambres. ¿Qué hay de cierto?

En el video de su cuenta personal, Espíndola alertó a sus seguidores sobre los peligros vinculados al consumo diario de jamón, señalando datos alarmantes respaldados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La nutricionista destacó que la OMS categoriza las carnes procesadas, como el jamón, en el Grupo 1 de factores de riesgo de cáncer, estableciendo vínculos con diversas formas de la enfermedad.

La OPS revela que un Grupo de Trabajo de 22 expertos clasifica el consumo de carne roja como «probablemente carcinógeno» (Grupo 2A), vinculado principalmente al cáncer colorrectal, con asociaciones también en cáncer de páncreas y próstata.

La Organización Panamericana de la Salud insta a reconsiderar hábitos alimenticios para reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el consumo de carne.

La nutricionista indica que el consumo de tan solo 50 gramos de carnes procesadas al día puede aumentar significativamente el riesgo de cáncer colorrectal. Para dar un contexto, Espíndola advirtió que esta cantidad equivale a tan solo dos fetas de jamón, por lo que subrayó la importancia de ser consciente de las porciones consumidas.

Vale recordar que las carnes procesadas abarcan una amplia gama de productos de carne que fueron sometidos a procesos de alteración con el objetivo de prolongar su vida útil, mejorar su sabor o facilitar su preparación.

En las últimas horas, un video publicado por la licenciada en nutrición, Daniela Espíndola, capturó la atención de más de 20 mil usuarios en Instagram, generando un debate sobre los riesgos asociados al consumo de jamón cocido y otras fiambres. ¿Qué hay de cierto?

En el video de su cuenta personal, Espíndola alertó a sus seguidores sobre los peligros vinculados al consumo diario de jamón, señalando datos alarmantes respaldados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La nutricionista destacó que la OMS categoriza las carnes procesadas, como el jamón, en el Grupo 1 de factores de riesgo de cáncer, estableciendo vínculos con diversas formas de la enfermedad.

La OPS revela que un Grupo de Trabajo de 22 expertos clasifica el consumo de carne roja como «probablemente carcinógeno» (Grupo 2A), vinculado principalmente al cáncer colorrectal, con asociaciones también en cáncer de páncreas y próstata.

La Organización Panamericana de la Salud insta a reconsiderar hábitos alimenticios para reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el consumo de carne.

La nutricionista indica que el consumo de tan solo 50 gramos de carnes procesadas al día puede aumentar significativamente el riesgo de cáncer colorrectal. Para dar un contexto, Espíndola advirtió que esta cantidad equivale a tan solo dos fetas de jamón, por lo que subrayó la importancia de ser consciente de las porciones consumidas.

Vale recordar que las carnes procesadas abarcan una amplia gama de productos de carne que fueron sometidos a procesos de alteración con el objetivo de prolongar su vida útil, mejorar su sabor o facilitar su preparación.

En las últimas horas, un video publicado por la licenciada en nutrición, Daniela Espíndola, capturó la atención de más de 20 mil usuarios en Instagram, generando un debate sobre los riesgos asociados al consumo de jamón cocido y otras fiambres. ¿Qué hay de cierto?

En el video de su cuenta personal, Espíndola alertó a sus seguidores sobre los peligros vinculados al consumo diario de jamón, señalando datos alarmantes respaldados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La nutricionista destacó que la OMS categoriza las carnes procesadas, como el jamón, en el Grupo 1 de factores de riesgo de cáncer, estableciendo vínculos con diversas formas de la enfermedad.

La OPS revela que un Grupo de Trabajo de 22 expertos clasifica el consumo de carne roja como «probablemente carcinógeno» (Grupo 2A), vinculado principalmente al cáncer colorrectal, con asociaciones también en cáncer de páncreas y próstata.

La Organización Panamericana de la Salud insta a reconsiderar hábitos alimenticios para reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el consumo de carne.

La nutricionista indica que el consumo de tan solo 50 gramos de carnes procesadas al día puede aumentar significativamente el riesgo de cáncer colorrectal. Para dar un contexto, Espíndola advirtió que esta cantidad equivale a tan solo dos fetas de jamón, por lo que subrayó la importancia de ser consciente de las porciones consumidas.

Vale recordar que las carnes procesadas abarcan una amplia gama de productos de carne que fueron sometidos a procesos de alteración con el objetivo de prolongar su vida útil, mejorar su sabor o facilitar su preparación.

En las últimas horas, un video publicado por la licenciada en nutrición, Daniela Espíndola, capturó la atención de más de 20 mil usuarios en Instagram, generando un debate sobre los riesgos asociados al consumo de jamón cocido y otras fiambres. ¿Qué hay de cierto?

En el video de su cuenta personal, Espíndola alertó a sus seguidores sobre los peligros vinculados al consumo diario de jamón, señalando datos alarmantes respaldados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La nutricionista destacó que la OMS categoriza las carnes procesadas, como el jamón, en el Grupo 1 de factores de riesgo de cáncer, estableciendo vínculos con diversas formas de la enfermedad.

La OPS revela que un Grupo de Trabajo de 22 expertos clasifica el consumo de carne roja como «probablemente carcinógeno» (Grupo 2A), vinculado principalmente al cáncer colorrectal, con asociaciones también en cáncer de páncreas y próstata.

La Organización Panamericana de la Salud insta a reconsiderar hábitos alimenticios para reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el consumo de carne.

La nutricionista indica que el consumo de tan solo 50 gramos de carnes procesadas al día puede aumentar significativamente el riesgo de cáncer colorrectal. Para dar un contexto, Espíndola advirtió que esta cantidad equivale a tan solo dos fetas de jamón, por lo que subrayó la importancia de ser consciente de las porciones consumidas.

Vale recordar que las carnes procesadas abarcan una amplia gama de productos de carne que fueron sometidos a procesos de alteración con el objetivo de prolongar su vida útil, mejorar su sabor o facilitar su preparación.

En las últimas horas, un video publicado por la licenciada en nutrición, Daniela Espíndola, capturó la atención de más de 20 mil usuarios en Instagram, generando un debate sobre los riesgos asociados al consumo de jamón cocido y otras fiambres. ¿Qué hay de cierto?

En el video de su cuenta personal, Espíndola alertó a sus seguidores sobre los peligros vinculados al consumo diario de jamón, señalando datos alarmantes respaldados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La nutricionista destacó que la OMS categoriza las carnes procesadas, como el jamón, en el Grupo 1 de factores de riesgo de cáncer, estableciendo vínculos con diversas formas de la enfermedad.

La OPS revela que un Grupo de Trabajo de 22 expertos clasifica el consumo de carne roja como «probablemente carcinógeno» (Grupo 2A), vinculado principalmente al cáncer colorrectal, con asociaciones también en cáncer de páncreas y próstata.

La Organización Panamericana de la Salud insta a reconsiderar hábitos alimenticios para reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el consumo de carne.

La nutricionista indica que el consumo de tan solo 50 gramos de carnes procesadas al día puede aumentar significativamente el riesgo de cáncer colorrectal. Para dar un contexto, Espíndola advirtió que esta cantidad equivale a tan solo dos fetas de jamón, por lo que subrayó la importancia de ser consciente de las porciones consumidas.

Vale recordar que las carnes procesadas abarcan una amplia gama de productos de carne que fueron sometidos a procesos de alteración con el objetivo de prolongar su vida útil, mejorar su sabor o facilitar su preparación.

En las últimas horas, un video publicado por la licenciada en nutrición, Daniela Espíndola, capturó la atención de más de 20 mil usuarios en Instagram, generando un debate sobre los riesgos asociados al consumo de jamón cocido y otras fiambres. ¿Qué hay de cierto?

En el video de su cuenta personal, Espíndola alertó a sus seguidores sobre los peligros vinculados al consumo diario de jamón, señalando datos alarmantes respaldados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La nutricionista destacó que la OMS categoriza las carnes procesadas, como el jamón, en el Grupo 1 de factores de riesgo de cáncer, estableciendo vínculos con diversas formas de la enfermedad.

La OPS revela que un Grupo de Trabajo de 22 expertos clasifica el consumo de carne roja como «probablemente carcinógeno» (Grupo 2A), vinculado principalmente al cáncer colorrectal, con asociaciones también en cáncer de páncreas y próstata.

La Organización Panamericana de la Salud insta a reconsiderar hábitos alimenticios para reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el consumo de carne.

La nutricionista indica que el consumo de tan solo 50 gramos de carnes procesadas al día puede aumentar significativamente el riesgo de cáncer colorrectal. Para dar un contexto, Espíndola advirtió que esta cantidad equivale a tan solo dos fetas de jamón, por lo que subrayó la importancia de ser consciente de las porciones consumidas.

Vale recordar que las carnes procesadas abarcan una amplia gama de productos de carne que fueron sometidos a procesos de alteración con el objetivo de prolongar su vida útil, mejorar su sabor o facilitar su preparación.

En las últimas horas, un video publicado por la licenciada en nutrición, Daniela Espíndola, capturó la atención de más de 20 mil usuarios en Instagram, generando un debate sobre los riesgos asociados al consumo de jamón cocido y otras fiambres. ¿Qué hay de cierto?

En el video de su cuenta personal, Espíndola alertó a sus seguidores sobre los peligros vinculados al consumo diario de jamón, señalando datos alarmantes respaldados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La nutricionista destacó que la OMS categoriza las carnes procesadas, como el jamón, en el Grupo 1 de factores de riesgo de cáncer, estableciendo vínculos con diversas formas de la enfermedad.

La OPS revela que un Grupo de Trabajo de 22 expertos clasifica el consumo de carne roja como «probablemente carcinógeno» (Grupo 2A), vinculado principalmente al cáncer colorrectal, con asociaciones también en cáncer de páncreas y próstata.

La Organización Panamericana de la Salud insta a reconsiderar hábitos alimenticios para reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el consumo de carne.

La nutricionista indica que el consumo de tan solo 50 gramos de carnes procesadas al día puede aumentar significativamente el riesgo de cáncer colorrectal. Para dar un contexto, Espíndola advirtió que esta cantidad equivale a tan solo dos fetas de jamón, por lo que subrayó la importancia de ser consciente de las porciones consumidas.

Vale recordar que las carnes procesadas abarcan una amplia gama de productos de carne que fueron sometidos a procesos de alteración con el objetivo de prolongar su vida útil, mejorar su sabor o facilitar su preparación.

En las últimas horas, un video publicado por la licenciada en nutrición, Daniela Espíndola, capturó la atención de más de 20 mil usuarios en Instagram, generando un debate sobre los riesgos asociados al consumo de jamón cocido y otras fiambres. ¿Qué hay de cierto?

En el video de su cuenta personal, Espíndola alertó a sus seguidores sobre los peligros vinculados al consumo diario de jamón, señalando datos alarmantes respaldados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La nutricionista destacó que la OMS categoriza las carnes procesadas, como el jamón, en el Grupo 1 de factores de riesgo de cáncer, estableciendo vínculos con diversas formas de la enfermedad.

La OPS revela que un Grupo de Trabajo de 22 expertos clasifica el consumo de carne roja como «probablemente carcinógeno» (Grupo 2A), vinculado principalmente al cáncer colorrectal, con asociaciones también en cáncer de páncreas y próstata.

La Organización Panamericana de la Salud insta a reconsiderar hábitos alimenticios para reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el consumo de carne.

La nutricionista indica que el consumo de tan solo 50 gramos de carnes procesadas al día puede aumentar significativamente el riesgo de cáncer colorrectal. Para dar un contexto, Espíndola advirtió que esta cantidad equivale a tan solo dos fetas de jamón, por lo que subrayó la importancia de ser consciente de las porciones consumidas.

Vale recordar que las carnes procesadas abarcan una amplia gama de productos de carne que fueron sometidos a procesos de alteración con el objetivo de prolongar su vida útil, mejorar su sabor o facilitar su preparación.

En las últimas horas, un video publicado por la licenciada en nutrición, Daniela Espíndola, capturó la atención de más de 20 mil usuarios en Instagram, generando un debate sobre los riesgos asociados al consumo de jamón cocido y otras fiambres. ¿Qué hay de cierto?

En el video de su cuenta personal, Espíndola alertó a sus seguidores sobre los peligros vinculados al consumo diario de jamón, señalando datos alarmantes respaldados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La nutricionista destacó que la OMS categoriza las carnes procesadas, como el jamón, en el Grupo 1 de factores de riesgo de cáncer, estableciendo vínculos con diversas formas de la enfermedad.

La OPS revela que un Grupo de Trabajo de 22 expertos clasifica el consumo de carne roja como «probablemente carcinógeno» (Grupo 2A), vinculado principalmente al cáncer colorrectal, con asociaciones también en cáncer de páncreas y próstata.

La Organización Panamericana de la Salud insta a reconsiderar hábitos alimenticios para reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el consumo de carne.

La nutricionista indica que el consumo de tan solo 50 gramos de carnes procesadas al día puede aumentar significativamente el riesgo de cáncer colorrectal. Para dar un contexto, Espíndola advirtió que esta cantidad equivale a tan solo dos fetas de jamón, por lo que subrayó la importancia de ser consciente de las porciones consumidas.

Vale recordar que las carnes procesadas abarcan una amplia gama de productos de carne que fueron sometidos a procesos de alteración con el objetivo de prolongar su vida útil, mejorar su sabor o facilitar su preparación.

En las últimas horas, un video publicado por la licenciada en nutrición, Daniela Espíndola, capturó la atención de más de 20 mil usuarios en Instagram, generando un debate sobre los riesgos asociados al consumo de jamón cocido y otras fiambres. ¿Qué hay de cierto?

En el video de su cuenta personal, Espíndola alertó a sus seguidores sobre los peligros vinculados al consumo diario de jamón, señalando datos alarmantes respaldados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La nutricionista destacó que la OMS categoriza las carnes procesadas, como el jamón, en el Grupo 1 de factores de riesgo de cáncer, estableciendo vínculos con diversas formas de la enfermedad.

La OPS revela que un Grupo de Trabajo de 22 expertos clasifica el consumo de carne roja como «probablemente carcinógeno» (Grupo 2A), vinculado principalmente al cáncer colorrectal, con asociaciones también en cáncer de páncreas y próstata.

La Organización Panamericana de la Salud insta a reconsiderar hábitos alimenticios para reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el consumo de carne.

La nutricionista indica que el consumo de tan solo 50 gramos de carnes procesadas al día puede aumentar significativamente el riesgo de cáncer colorrectal. Para dar un contexto, Espíndola advirtió que esta cantidad equivale a tan solo dos fetas de jamón, por lo que subrayó la importancia de ser consciente de las porciones consumidas.

Vale recordar que las carnes procesadas abarcan una amplia gama de productos de carne que fueron sometidos a procesos de alteración con el objetivo de prolongar su vida útil, mejorar su sabor o facilitar su preparación.

En las últimas horas, un video publicado por la licenciada en nutrición, Daniela Espíndola, capturó la atención de más de 20 mil usuarios en Instagram, generando un debate sobre los riesgos asociados al consumo de jamón cocido y otras fiambres. ¿Qué hay de cierto?

En el video de su cuenta personal, Espíndola alertó a sus seguidores sobre los peligros vinculados al consumo diario de jamón, señalando datos alarmantes respaldados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La nutricionista destacó que la OMS categoriza las carnes procesadas, como el jamón, en el Grupo 1 de factores de riesgo de cáncer, estableciendo vínculos con diversas formas de la enfermedad.

La OPS revela que un Grupo de Trabajo de 22 expertos clasifica el consumo de carne roja como «probablemente carcinógeno» (Grupo 2A), vinculado principalmente al cáncer colorrectal, con asociaciones también en cáncer de páncreas y próstata.

La Organización Panamericana de la Salud insta a reconsiderar hábitos alimenticios para reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el consumo de carne.

La nutricionista indica que el consumo de tan solo 50 gramos de carnes procesadas al día puede aumentar significativamente el riesgo de cáncer colorrectal. Para dar un contexto, Espíndola advirtió que esta cantidad equivale a tan solo dos fetas de jamón, por lo que subrayó la importancia de ser consciente de las porciones consumidas.

Vale recordar que las carnes procesadas abarcan una amplia gama de productos de carne que fueron sometidos a procesos de alteración con el objetivo de prolongar su vida útil, mejorar su sabor o facilitar su preparación.

En las últimas horas, un video publicado por la licenciada en nutrición, Daniela Espíndola, capturó la atención de más de 20 mil usuarios en Instagram, generando un debate sobre los riesgos asociados al consumo de jamón cocido y otras fiambres. ¿Qué hay de cierto?

En el video de su cuenta personal, Espíndola alertó a sus seguidores sobre los peligros vinculados al consumo diario de jamón, señalando datos alarmantes respaldados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La nutricionista destacó que la OMS categoriza las carnes procesadas, como el jamón, en el Grupo 1 de factores de riesgo de cáncer, estableciendo vínculos con diversas formas de la enfermedad.

La OPS revela que un Grupo de Trabajo de 22 expertos clasifica el consumo de carne roja como «probablemente carcinógeno» (Grupo 2A), vinculado principalmente al cáncer colorrectal, con asociaciones también en cáncer de páncreas y próstata.

La Organización Panamericana de la Salud insta a reconsiderar hábitos alimenticios para reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el consumo de carne.

La nutricionista indica que el consumo de tan solo 50 gramos de carnes procesadas al día puede aumentar significativamente el riesgo de cáncer colorrectal. Para dar un contexto, Espíndola advirtió que esta cantidad equivale a tan solo dos fetas de jamón, por lo que subrayó la importancia de ser consciente de las porciones consumidas.

Vale recordar que las carnes procesadas abarcan una amplia gama de productos de carne que fueron sometidos a procesos de alteración con el objetivo de prolongar su vida útil, mejorar su sabor o facilitar su preparación.

En las últimas horas, un video publicado por la licenciada en nutrición, Daniela Espíndola, capturó la atención de más de 20 mil usuarios en Instagram, generando un debate sobre los riesgos asociados al consumo de jamón cocido y otras fiambres. ¿Qué hay de cierto?

En el video de su cuenta personal, Espíndola alertó a sus seguidores sobre los peligros vinculados al consumo diario de jamón, señalando datos alarmantes respaldados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La nutricionista destacó que la OMS categoriza las carnes procesadas, como el jamón, en el Grupo 1 de factores de riesgo de cáncer, estableciendo vínculos con diversas formas de la enfermedad.

La OPS revela que un Grupo de Trabajo de 22 expertos clasifica el consumo de carne roja como «probablemente carcinógeno» (Grupo 2A), vinculado principalmente al cáncer colorrectal, con asociaciones también en cáncer de páncreas y próstata.

La Organización Panamericana de la Salud insta a reconsiderar hábitos alimenticios para reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el consumo de carne.

La nutricionista indica que el consumo de tan solo 50 gramos de carnes procesadas al día puede aumentar significativamente el riesgo de cáncer colorrectal. Para dar un contexto, Espíndola advirtió que esta cantidad equivale a tan solo dos fetas de jamón, por lo que subrayó la importancia de ser consciente de las porciones consumidas.

Vale recordar que las carnes procesadas abarcan una amplia gama de productos de carne que fueron sometidos a procesos de alteración con el objetivo de prolongar su vida útil, mejorar su sabor o facilitar su preparación.

En las últimas horas, un video publicado por la licenciada en nutrición, Daniela Espíndola, capturó la atención de más de 20 mil usuarios en Instagram, generando un debate sobre los riesgos asociados al consumo de jamón cocido y otras fiambres. ¿Qué hay de cierto?

En el video de su cuenta personal, Espíndola alertó a sus seguidores sobre los peligros vinculados al consumo diario de jamón, señalando datos alarmantes respaldados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La nutricionista destacó que la OMS categoriza las carnes procesadas, como el jamón, en el Grupo 1 de factores de riesgo de cáncer, estableciendo vínculos con diversas formas de la enfermedad.

La OPS revela que un Grupo de Trabajo de 22 expertos clasifica el consumo de carne roja como «probablemente carcinógeno» (Grupo 2A), vinculado principalmente al cáncer colorrectal, con asociaciones también en cáncer de páncreas y próstata.

La Organización Panamericana de la Salud insta a reconsiderar hábitos alimenticios para reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el consumo de carne.

La nutricionista indica que el consumo de tan solo 50 gramos de carnes procesadas al día puede aumentar significativamente el riesgo de cáncer colorrectal. Para dar un contexto, Espíndola advirtió que esta cantidad equivale a tan solo dos fetas de jamón, por lo que subrayó la importancia de ser consciente de las porciones consumidas.

Vale recordar que las carnes procesadas abarcan una amplia gama de productos de carne que fueron sometidos a procesos de alteración con el objetivo de prolongar su vida útil, mejorar su sabor o facilitar su preparación.

En las últimas horas, un video publicado por la licenciada en nutrición, Daniela Espíndola, capturó la atención de más de 20 mil usuarios en Instagram, generando un debate sobre los riesgos asociados al consumo de jamón cocido y otras fiambres. ¿Qué hay de cierto?

En el video de su cuenta personal, Espíndola alertó a sus seguidores sobre los peligros vinculados al consumo diario de jamón, señalando datos alarmantes respaldados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La nutricionista destacó que la OMS categoriza las carnes procesadas, como el jamón, en el Grupo 1 de factores de riesgo de cáncer, estableciendo vínculos con diversas formas de la enfermedad.

La OPS revela que un Grupo de Trabajo de 22 expertos clasifica el consumo de carne roja como «probablemente carcinógeno» (Grupo 2A), vinculado principalmente al cáncer colorrectal, con asociaciones también en cáncer de páncreas y próstata.

La Organización Panamericana de la Salud insta a reconsiderar hábitos alimenticios para reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el consumo de carne.

La nutricionista indica que el consumo de tan solo 50 gramos de carnes procesadas al día puede aumentar significativamente el riesgo de cáncer colorrectal. Para dar un contexto, Espíndola advirtió que esta cantidad equivale a tan solo dos fetas de jamón, por lo que subrayó la importancia de ser consciente de las porciones consumidas.

Vale recordar que las carnes procesadas abarcan una amplia gama de productos de carne que fueron sometidos a procesos de alteración con el objetivo de prolongar su vida útil, mejorar su sabor o facilitar su preparación.

En las últimas horas, un video publicado por la licenciada en nutrición, Daniela Espíndola, capturó la atención de más de 20 mil usuarios en Instagram, generando un debate sobre los riesgos asociados al consumo de jamón cocido y otras fiambres. ¿Qué hay de cierto?

En el video de su cuenta personal, Espíndola alertó a sus seguidores sobre los peligros vinculados al consumo diario de jamón, señalando datos alarmantes respaldados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La nutricionista destacó que la OMS categoriza las carnes procesadas, como el jamón, en el Grupo 1 de factores de riesgo de cáncer, estableciendo vínculos con diversas formas de la enfermedad.

La OPS revela que un Grupo de Trabajo de 22 expertos clasifica el consumo de carne roja como «probablemente carcinógeno» (Grupo 2A), vinculado principalmente al cáncer colorrectal, con asociaciones también en cáncer de páncreas y próstata.

La Organización Panamericana de la Salud insta a reconsiderar hábitos alimenticios para reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el consumo de carne.

La nutricionista indica que el consumo de tan solo 50 gramos de carnes procesadas al día puede aumentar significativamente el riesgo de cáncer colorrectal. Para dar un contexto, Espíndola advirtió que esta cantidad equivale a tan solo dos fetas de jamón, por lo que subrayó la importancia de ser consciente de las porciones consumidas.

Vale recordar que las carnes procesadas abarcan una amplia gama de productos de carne que fueron sometidos a procesos de alteración con el objetivo de prolongar su vida útil, mejorar su sabor o facilitar su preparación.

En las últimas horas, un video publicado por la licenciada en nutrición, Daniela Espíndola, capturó la atención de más de 20 mil usuarios en Instagram, generando un debate sobre los riesgos asociados al consumo de jamón cocido y otras fiambres. ¿Qué hay de cierto?

En el video de su cuenta personal, Espíndola alertó a sus seguidores sobre los peligros vinculados al consumo diario de jamón, señalando datos alarmantes respaldados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La nutricionista destacó que la OMS categoriza las carnes procesadas, como el jamón, en el Grupo 1 de factores de riesgo de cáncer, estableciendo vínculos con diversas formas de la enfermedad.

La OPS revela que un Grupo de Trabajo de 22 expertos clasifica el consumo de carne roja como «probablemente carcinógeno» (Grupo 2A), vinculado principalmente al cáncer colorrectal, con asociaciones también en cáncer de páncreas y próstata.

La Organización Panamericana de la Salud insta a reconsiderar hábitos alimenticios para reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el consumo de carne.

La nutricionista indica que el consumo de tan solo 50 gramos de carnes procesadas al día puede aumentar significativamente el riesgo de cáncer colorrectal. Para dar un contexto, Espíndola advirtió que esta cantidad equivale a tan solo dos fetas de jamón, por lo que subrayó la importancia de ser consciente de las porciones consumidas.

Vale recordar que las carnes procesadas abarcan una amplia gama de productos de carne que fueron sometidos a procesos de alteración con el objetivo de prolongar su vida útil, mejorar su sabor o facilitar su preparación.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias